"Dos senderos se abrían en el bosque y yo… yo tomé el menos transitado”. – Robert Frost "

Mochilero en Hong Kong ⋆ Tu Comunidad de Viajeros

Compartir esta entrada

Hong Kong / Portada

Mochilero en Hong Kong

Empty your mind.

Be formless, shapeless. Like water.

You put water into a bottle and it becomes the bottle, you put in a teapot it becomes the teapot.

Water can flow, or it can crash.

Be water, my friend… “

Estatua de Bruce Lee, Hong Kong

Distrito de Kowloon, Hong Kong.

Su ciudadano más famoso e ídolo eterno, Bruce Lee, acapara la atención absoluta de los millones de turistas que pasean cada año por la avenida de las estrellas. Donde los demás personajes destacados no pasan de tener una placa conmemorativa en el suelo, él se alza amenazante en una estatua desde la cual vigila la vista panorámica de la isla de Hong Kong, que en el momento de su muerte (1973) no era ni una sombra de lo que es en la actualidad:

El Skyline más alto del mundo.

Skyline de Hong Kong

Arrojemos los datos de rigor:

La Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular China.

Bañada por las aguas del mar de china, 2.000km al sur de Pekín y 1.200km al suroeste de Shangai.

A mediados del siglo XIX, la guerra del opio finalizaba con la cesión de Hong Kong por parte de China a Gran Bretaña, que a su vez la devolvió a China en 1997, acordando que, durante los siguientes 50 años (2047) quedaría al margen del sistema comunista chino, lo que conlleva gestionar su propio sistema económico (capitalista y con moneda propia), política administrativa y de aduanas (leyes de inmigración diferentes de las de China) y un largo etcétera.

El siglo y medio de colonización británica se nota en muchos aspectos adoptando muchísimas costumbres occidentales, con una educación bilingüe muy competitiva y un ritmo de vida acelerado. Minuciosamente ordenada, limpia, todo fluye mecánicamente en ella, empezando por los ciudadanos y acabando por el transporte público, impresionante y a un precio apto para la prole.

Hay que ser muy, muy tonto para perderse en Hong Kong. Yo lo hice.

Pero por dibujar atajos donde no los hay y querer improvisar en vez de seguir los carteles que tan fácil te lo ponen.

Isla de Hong Kong

Puedes sentir la sensación de estrechez en la calle debido a la sobrepoblación, el distrito de Kowloon tiene el récord histórico mundial al haber superado en alguna ocasión los 40.000 habitantes por km2, a veces tienes la sensación de estar dentro de un hormiguero habitado por autómatas chinos.

Hong Kong está rodeada de mar y montaña, así que el terreno edificable es escaso y el precio del suelo muy caro, como consecuencia  de ello aparecen los miles de rascacielos que se sobreponen unos a otros y de los que el servicio turístico se encarga de presumir hasta la saciedad. Ellos hablan de unos ocho mil “edificios altos”, y cuatro de los veinte edificios mas altos del mundo. Realmente los parámetros de medida de los rascacielos son poco explícitos y los datos recogidos varían según la fuente, yo no los he contado, pero son muchísimos.

Vista desde el pico Victoria, Hong Kong.

Todo el que pisa Asia, se asombra la primera vez que se fija en los andamios que se usan para construir los edificios. No son las típicas barras y plataformas de hierro que ya de por si parecen peligrosas, aquí consisten en cañas de bambú entrelazadas en formas imposibles, y que parecen retar al todopoderoso Murphy a que aplique su ley sobre el valiente que se atreva a subirse en ellos a poner ladrillos. Esto toma una dimensión más grande cuando ves usar los mismos andamios para levantar edificios de 200 o 300 metros de altura. Ahí  Murphy ya se frota las manos directamente.

Además muchos de estos rascacielos están construidos sobre los principios del Feng Shui. Os suena verdad? el arte popular chino de distribuir los objetos y modificar los espacios para fomentar la armonía y la buena suerte, canalizar energías negativas y positivas… algo que muchos nos tomamos a risa pero que en Hong Kong tiene un enorme peso a la hora de elegir el diseño de cada edificio. Se dice que uno de los más famosos, el banco de China (305 metros), utiliza sus formas triangulares para desviar la energía negativa directamente a sus competidores en el sector. Muy considerado por su parte.

Con un reclamo de estás características no sorprende que el turismo se centre principalmente en la arquitectura y las vistas desde diferentes ángulos de la ciudad y para ello hay instalados varios miradores en sitios estratégicos y el gobierno se gastó unos 5 millones de dólares para la creación del ” Symphony of Lights”, un espectáculo nocturno que coordina las luces de los edificios más famosos al ritmo de la música cada día a las 20.00h.

Quizás la ciudad esté algo carente de alternativas lúdicas, las alternativas que ofrece son Disney Land y el Ocean Park (que es un parque temático enorme con atracciones, acuario y zoo con el hábitat natural de la pareja de pandas, Le Le y Ying Ying).

Cerca del aeropuerto, en la isla de Lantau, es muy común subirse en el teleférico de 8 km y dar en él un paseo de veinte minutos para disfrutar de las vistas y de la visita al Buda gigante (34 metros), si estás cansado o vas muy cargado te puedes ahorrar perfectamente subir los 268 escalones que hay para llegar hasta la base del buda, se aprecia mejor desde abajo.

Buda gigante de Lantau, Hong Kong.

Ahora me pregunto si es que no he sabido buscar bien, o la ciudad realmente no tiene lo que esperaba encontrar detrás de toda esa fachada, que era envolverme de cultura china más allá de los rasgos faciales de la gente. En vez de eso me he encontrado con una ciudad impresionante, pero muy consumista y demasiado influenciada por las costumbres occidentales y con la sensación de estar geográficamente en China, pero culturalmente, algo alejado.

Mas aventuras mochileras en: Dame Pasaporte

Aquí debajo os dejo algunas de las recomendaciones que hará de vuestra visita a Hong Kong una pasada !! 🙂

Compartir esta entrada